Página inicial        |       Archivo de ediciones        |        Contáctenos        |        Directorio        |        pl
test Mundo y Motor Prensa Libre
social

Volkswagen Amarok, del mito a la realidad

La historia del transporte comercial de Volkswagen se remonta a varias décadas, siendo un competidor importante en el segmento de camiones pesados.  Por otro lado, VW tiene una prolongada experiencia en la fabricación de vehículos familiares, por lo que en el Auto Show de Ginebra de 2010 la develación de su pick-up Amarok fue una agradable sorpresa porque es un punto de unión entre ambos segmentos.

La aparición en escena del Volkswagen Amarok fue un llamado de atención a toda la industria, especialmente por la tecnología adoptada para este vehículo, tanto en términos de motorizaciones como de transmisiones.

Su gama de motores turbodiésel y sus cajas de cambios generaron un abanico de ofertas muy apreciado para varios perfiles de usuarios.  Y si a esto se le agrega su rudeza para el trabajo con gentil funcionamiento se tendrá como resultado un vehículo altamente apreciado por distintos usuarios.

Considerado un pick-up de tamaño medio ofrece un desempeño similar al de aquellos de mayores tamaños y motorizaciones.

La transmisión integral constante, tipo 4Motion, distribuye la energía en ambos ejes: 60 por ciento al posterior y 40 por ciento al delantero.  Esa función le genera un comportamiento marcado por su dinámica estable, suave, confortable y controlada.

Volkswagen ha implementado una diferencia sensible a la torsión, tipo Torsen, para permitir un casi imperceptible bloqueo automático con la transmisión 4Motion.

Suave como nube
El VW Amarok manejado en esta prueba ofrece un andar propio de los carros norteamericanos de gran tamaño, sin embargo, a diferencia de algunos de ellos no presenta cabeceo lateral, comúnmente llamado rolling, ni frontal ante bruscas frenadas.  Por el contrario, su dirección es precisa y exacta, pero con gran confort.

La altura de vista de manejo permite tener una perspectiva amplia sobre el entorno, lo cual se traduce en mayor seguridad y posibilidades de transitar con mejor fluidez al identificar diferentes opciones de rutas.

La transición entre cada una de las ocho velocidades hacia adelante son prácticamente imperceptibles.  El primer resultado de esa refinada graduación de cambios es sinónimo de comodidad para el conductor y los pasajeros, sin embargo, esa situación tiene efectos más importantes como:

•  Mejor aprovechamiento energético, expresado en menor consumo de combustible y menos emisiones de CO2.
•  Menores torsiones para todo el vehículo, lo cual provocará una mayor esperanza de vida útil y ausencia de desajustes.
•  Reserva de torque para cuando el conductor accione profundamente el acelerador.

Capacidad en todo camino
Al transitar en carretera de primera el VW Amarok muestra sus cualidades de estabilidad al tomar curvas a velocidad media, de 90 a 100 kilómetros por hora, teniendo un comportamiento completamente neutro, es decir, no es sobrevirador ni subvirador.

En un camino de segunda, es decir, asfaltado pero con tan solo dos carriles, este pick-up manifiesta su buena capacidad para girar, incluso en curvas muy pronunciadas.

Tanto en uno como en otro camino, la presencia de lluvia fue un elemento que puso a prueba el buen comportamiento del VW Amarok, lo cual expresa la buena concepción del diseño del vehículo, siendo un producto balanceado entre fuerza, control y bajo consumo.

Para apreciar su condición de vehículo todoterreno, se accionó el bloqueo de diferencial y la opción de fuera de carretera.  Se condujo en un campo lodoso y una playa de lago con gran cantidad de piedras.  También se transitó cruzando un río.  En todos estos casos, el pick-up se comportó con potencia, fácil manejo y capacidad para sortear los obstáculos con bastante facilidad.

La suspensión trasera de resortes de hojas trabaja adecuadamente con el eje rígido, como los vehículos de servicio pesado.  Mientras la delantera de resortes helicoidales tipo McPherson funciona como un vehículo de transporte personal.

La conjugación de ambos sistemas permite que el pick-up pueda transitar por terraplenes con inclinación lateral de hasta 50 y de 45 grados de pendiente frontal.

La suspensión trasera de resortes de hojas trabaja adecuadamente con el eje rígido, como los vehículos de servicio pesado. 

Por último
Este pick-up es un vehículo con doble personalidad: auto cómodo, confortable, seguro y atractivo para el uso citadino, así como un vehículo apto para el trabajo en cualquier circunstancia.  Además proporciona una sensación de seguridad y aplomo, tanto por su tamaño, su potencia disponible con tan solo acelerar, además de un ambiente capaz de entregar una alta calidad de vida a bordo.

Se debe señalar el ambiente silencioso del habitáculo, producto de un trabajo de aislamiento y estanqueidad de gran calidad.

Si se puede resumir la experiencia de manejo se podría decir que el VW Amarok ofrece el confort de un pick-up norteamericano, con el consumo de un carro compacto, la habilidad de un camión pequeño y la seguridad de un sedán.  Una interesante mezcla lograda con gran balance por los ingenieros, proyectistas y diseñadores de Volkswagen.

Si se puede resumir la experiencia de manejo se podría decir que el VW Amarok ofrece el confort de un pick-up norteamericano, con el consumo de un carro compacto, la habilidad de un camión pequeño y la seguridad de un sedán.

-foto-1--17-6-2013

  Por Néstor A. Larrazábal B. 

Escríbenos


 

wholesale jordans shoes

wholesale jordans shoes