Página inicial        |       Archivo de ediciones        |        Contáctenos        |        Directorio        |        pl
test Mundo y Motor Prensa Libre
social

Logotipos del mundo motor

Los emblemas son la faz de las empresas.  En ellos se invierten millones de dólares y hoy se diseñan siguiendo lineamientos industriales, simbólicos y psicológicos que apelen al subconsciente del público, representen a la compañía y la distingan de las demás.  En suma, son como los antiguos escudos de armas de los caballeros medievales: únicas para cada uno y parte de la herencia familiar.
 
Alfa Romeo
Se dice que Henry Ford se quitaba el sombrero cada vez que veía un Alfa y que Enzo Ferrari lloró como niño cuando los venció por primera vez.  El logo de esta casa, partido en dos, revela su origen noble: está compuesto por las armas del ducado de los Visconti, que en jerga heráldica se describen como 'de azur una serpiente de sinople, coronada de oro, devorando a un niño de gules'.  El niño representa al hijo de un sarraceno vencido en batalla.  La otra mitad son las armas de Milán (de plata, una cruz de gules), ciudad en donde empezó a operar esta alta escudería.
 
BMW
La insignia de BMW fue copiada de un club de aviones de Bavaria, cuyos miembros se inspiraron en los molinos de viento de la localidad, porque se parecen a las aspas de las hélices.  Los colores son de la bandera bávara.  La hélice recuerda que en un comienzo BMW construía motores de aviones, ya que se fundó en 1917 como fabricante de motores de aeroplanos militares durante la Primera Guerra Mundial.
 
Audi
Los cuatro anillos no se relacionan con el deporte olímpico, sino representan a las cuatro compañías que dieron origen a la marca: el Consorcio Auto Union que se formó en 1932 por la fusión, diríamos ahora, de DKW, Horch, Wanderer y Audi, que en latín significa escuchar, mismo significado que tiene horch en alemán.
 
Citroen
Los dos chevron (así se llama a estas figuras triangulares en heráldica), representan a puntas de ruedas dentadas porque, en un principio, la casa tuvo su origen como fabricante de piezas industriales.
 
Cizeta
Este logo representa la cabeza de la loba que amamantó a Rómulo y Remo, los fundadores míticos de la antigua Roma, hijos huérfanos de Marte.  Los colores azul y amarillo son los de Módena, Italia.  Cizeta es la onomatopeya de CZ, las iniciales del fundador de la casa, Claudio Zampoli.
 
Mitsubishi
En 1870 este consorcio inició su historia con la botadura de tres embarcaciones y en 1917 hizo su primer auto.  Por consiguiente, su emblema formado por tres diamantes geométricos representa una propela de barco.  Además, el nombre significa en japonés tres rombos, pero también puede traducirse por tres diamantes o tres castañas de agua.
 
Mazda
Creado por Rei Yoshimara, hacedor de imágenes corporativas de renombre mundial, la V representa alas extendidas y, según la descripción de Mazda, significa: 'la creatividad, el sentido de misión y la gentileza y flexibilidad que son Mazda'.
 
Ferrari
Este escudo de armas (de oro, un caballo rampante, de sable, con la bandera italiana en la parte superior) era el emblema del as de la aviación italiana Francesco Baracca, de la I Guerra Mundial.  Sus padres, como homenaje a su hijo difunto, le pidieron a Enzo Ferrari que lo utilizara también en su escudería.  Hoy es uno de lo emblemas industriales más reconocidos por aficionados al motor y por el público en general.
 
Lamborghini
Ferruccio Lamborghini nació en Renazzo di Centro, cerca de Ferrara, Italia, el 28 de abril de 1916.  Se dice que el logo de su escudería deriva de su propio signo zodiacal y de su amor por la tauromaquia.  Pero hay un rumor interesante acerca de su selección y diseño: lo hizo así para representar la rivalidad, muchas veces nada amigable, que sostenía contra el commendatore Enzo Ferrari.
 
Mercedes Benz
En la fábrica Mercedes Benz dicen que la estrella nació cuando el ingeniero Daimler marcó sobre una foto de las instalaciones, una estrella indicando que de allí saldría la prosperidad de su familia, Stuttgart y de la misma Alemania.
 
Posteriormente se ha dicho que la estrella de tres puntas de este emblemático fabricante alemán representa su dominio sobre aire, mar y tierra.  Se le vio por primera vez en un Daimler 1909 y fue combinada con el laurel de Benz en 1926, para significar la unión de ambas firmas.  La actual, inscrita en un círculo, data de 1937.
 
Koenigsegg
La enseña de esta casa es un homenaje al escuadrón de la Real Fuerza Aérea Sueca que opera cerca de la fábrica de este manufacturero.
 
 
 
Ford
El mano derecha de Henry Ford, Harold Wills, se ganó la vida imprimiendo tarjetas de presentación en su adolescencia.  Cuando Ford empezó a buscar un logo, en 1903, Wills retomó su antiguo oficio y creó el famoso óvalo que se dio a conocer en 1912.  El azul se agregó para el modelo de 1927.
 
Maserati
Al estilo de Alfa este emblema usa el escudo de armas de Bolonia, en donde empezó la escudería, el cual se representa por medio del tridente de Neptuno, dios de los mares.
 
 
 
 
 
Rolls-Royce
El ingeniero eléctrico de Manchester, Inglaterra, Henry Royce, fabricó tres autos de 10 caballos inspirados en el Decauville en 1904, y les dio su apellido.  El hijo de Lord Llangattock, el honorable C. S. Rolls buscaba entonces un auto ligero para vender en su agencia del West London.  Ambos se unieron para crear una leyenda que aún sigue viva, representada por las dos erres que inician los apellidos de sus creadores.  Como es casi imposible separar el logo de la famosa escultura que adorna los modelos más caros de la marca, les contamos que ésta se llama el Espíritu del Éxtasis (también llamada la Dama Voladora por algunos) y fue creada en 1911 por Charles Robinson Sykes, por pedido del segundo Lord Montagu of Beaulieu.
 
Peugeot
El creador del león rampante de esta fábrica fue nada menos que el ingeniero francés Frédéric Auguste Bartholdi (1834 – 1904), cuya hija más reconocida es la Estatua de la Libertad.  El logo se inspiró en el emblema de Belfort, en donde se fabricó el modelo conocido como Lion-Peugeot. Inicialmente, la familia Peugeot fabricaba sierras de alta calidad, por eso algunos atribuyen la figura del león a la fortaleza de la dentadura del felino comparándola con los productos que vendía Peugeot.
 
Porsche
Los escudos de armas de Stuttgart y del reino de Wurttemberg son, en esencia, la famosa insignia de esta casa alemana.  Como se cuenta que esa ciudad se inició como una finca, se agregó una yegua al escudo en el centro, según la costumbre heráldica medieval. 
 
 
 
Renault
El emblema fue al principio un adorno puesto frente a la bocina del auto.  Para que no obstruyera el sonido se le vació el centro en 1922.  Empezó como un círculo pero adquirió la forma de diamante en 1924.
 
 
 
Toyota
Las tres elipses que componen este logotipo representan, de acuerdo a la misma fábrica, el corazón del consumidor, el corazón del producto y el siempre en crecimiento avance tecnológico con su futura oferta de nuevas oportunidades.  En japonés 'toyo' significa abundancia y 'ta' arroz.  Cuando se fundó la casa en 1937, la familia decidió utilizar Toyota (abundancia y bienestar) en vez de su propio apellido, Toyoda, porque así separaban el negocio de la vida familiar, simplificaban la pronunciación y le daban a la empresa un inicio auspicioso.  Además, en katakana toma ocho trazos escribir Toyota y diez el apellido.
 
Volkswagen
El auto del pueblo utiliza, es obvio, las iniciales de su nombre en alemán.  El logo en sí surgió de una competencia interna de la fábrica, con premio de 50 marcos alemanes de los años 30.  El ganador fue un ingeniero llamado Franz Reimspiess (quien perfeccionaría el motor del Escarabajo en 1930).  En 2005 el súbdito sueco Nikolai Borg, entonces de 86 años de edad, perdió una demanda contra el consorcio de Wolsfburg en la que alegaba ser el creador del logotipo.  Y aunque, es cierto, él lo dibujó, éste ya había existido con otro diseño durante un tiempo anterior.
 
Volvo
Ruedo, en latín, significa esta palabra asociada a una de las fábricas más comprometidas con la seguridad de sus pasajeros.  Sin embargo, el círculo y la flecha representan, desde tiempos antiguos, al escudo de la guerra del dios Marte de la mitología greco-romana.  Y, en alquimia, al hierro.
 
 
Por León Aguilera Radford

Escríbenos