Página inicial        |       Archivo de ediciones        |        Contáctenos        |        Directorio        |        pl
test Mundo y Motor Prensa Libre
social

Los híbridos, el principio de una era

Silenciosos, económicos y de figura muy especial, los carros híbridos parecen salidos de una película de ciencia ficción, sin embargo, son una realidad importante para nuestro planeta.

Si bien los carros con motricidad eléctrica se remontan al principio de la historia del automóvil, con el paso del tiempo los combustibles de origen fósil establecieron una plataforma de producción, distribución y uso tan amplia que, en términos prácticos, se ha hecho casi imposible su sustitución.

Sin embargo, el primer paso firme en la búsqueda de la independencia del petróleo lo han dado los carros híbridos. Según los registros oficiales del parque automotriz guatemalteco hay cerca de una veintena de vehículos de este tipo.

El concepto
Su nombre proviene de la biología, donde se considera híbrido a aquel individuo proveniente del cruce de dos seres de distinta raza o especie.

Los vehículos híbridos son movidos por un motor de combustión interna y otro de energía eléctrica.  En el vocabulario especializado, al primero se le ha llamado motor caliente o térmico, porque durante su operación incrementa ostensiblemente su temperatura, mientras al eléctrico se le ha denominado frío debido al pequeño cambio de temperatura experimentado.

La mayoría de los híbridos montan un motor de gasolina, pero hay fabricantes que se han decantado por motores diésel.

El motor eléctrico de un vehículo de estos autos se alimenta de pilas recargables.

Las características del funcionamiento

  • Para muchos especialistas los híbridos nunca hubieran existido sin los teléfonos celulares, ya que estos últimos promovieron el desarrollo de pilas de carga rápida, gran poder y tamaño reducido.  Especialmente, las pilas de ion litio que son montadas en los carros híbridos.
  • El principio del funcionamiento es aprovechar la energía sobrante del movimiento del auto, a través de sistemas que recarguen las baterías cuando se frena, cuando se mueve el auto por inercia y en condiciones donde el motor de combustión interna pierde eficiencia.  Es así que las baterías se cargan durante el funcionamiento del auto.
  • A través de un complejo y sofisticado sistema de computación, la transmisión de movimiento de las llantas escoge utilizar el motor de combustión interna cuando el carro necesita energía máxima, como en las salidas o aceleraciones bruscas, o bien toma la energía de las pilas para mover al motor eléctrico cuando el carro va a velocidad de crucero.
  • El resultado primario es una marcada baja en el consumo de combustible porque el motor de combustión interna solo funciona cuando el sistema así lo demanda.  Y su acción recarga las pilas para el motor eléctrico.
  • Los grandes retos para nuestro mercado es el soporte posventa para el vehículo, es decir, servicios, repuestos y talleres.
  • Y a nivel global, el reciclaje de las pilas ha sido el tema más importante a solventar.
  • A partir de los autos híbridos se han desarrollado otras derivaciones, como los autos enchufables, aquellos completamente eléctricos, y los multiflex, de los cuales expondremos más adelante.

Por Néstor A. Larrazábal B. 

Escríbenos