Página inicial        |       Archivo de ediciones        |        Contáctenos        |        Directorio        |        pl
test Mundo y Motor Prensa Libre
social

Los indios, compactos y convenientes

Cuando se trata de transporte personal, la industria de India ofrece alternativas muy convenientes para sociedades con economías en vías de desarrollo, como la nuestra.  De ellos, hemos escogido los más emblemáticos de nuestro mercado formal: el Hyundai Eon y el Suzuki K10.
 
En octubre del año pasado, Hyundai Motor India Limited (HMIL), el mayor exportador de su industria y el segundo constructor de su país lanzó el completamente nuevo EON, vehículo construido con una plataforma completamente nueva, para mercados emergentes.
 
Por su lado, Maruti Suzuki cuenta con un portafolio de 16 vehículos con una fuerte orientación hacia los autos compactos.  De ellos, el K10 es una propuesta altamente interesante para nuestro mercado, ya que reúne adelantos de modelos más sofisticados, en un carro accesible.
 

Pequeño heredero de tecnología

La fórmula de desarrollo del Suzuki K10 tiene como condimentos especiales el Suzuki Maruti Alto, el motor del Suzuki Celerio y las amenidades del Suzuki Splash.  Su motor K10B de 1,000 cc produce 68 caballos de fuerza a 6,200 revoluciones por minuto y 90 Newton-metro a 3,500 rpm.  La aceleración de 0 a 100 kilómetros por hora se alcanza en 13.3 segundos.  Su consumo es de un galón de gasolina en 76 kilómetros recorridos.  Los cambios de velocidad se hacen a través de cable, lo cual permite una adecuada posición de la caja, buena colocación de cada paso y aprovechando mejor del espacio.  Con respecto a seguridad, cuenta con neblineras, cinturones de seguridad, anclaje para sillas de niños e inmovilizador del motor al intentar ponerlo en marcha con una llave ajena.
 
Suzuki ha puesto especial interés en el nivel de confort y comodidad de este modelo, de forma que tiene dirección asistida, aire acondicionado y calentador, cerradura central y vidrios eléctricos.
 
El cuidado en el detalle se hace notar en la nueva perilla de palanca de velocidades, acabado del timón, tapicería de lujo, tacómetro y velocímetro.


El nuevo chico de la cuadra

Se puede considerar el auto de ingreso a Hyundai, por lo que es respuesta al compromiso de calidad, diseño, economía, utilidad, confort y estilo.  Según indican los altos ejecutivos de HMIL, el Eon fue conceptualizado y es construido manteniendo en mente las condiciones y requerimientos especiales del consumidor promedio indio y, por lo tanto, de otros mercados emergentes.
 
El motor del Eon tiene la denominación iRDE con 800 centímetros cúbicos, 58 caballos de fuerza a 5,500 revoluciones por minuto y torque de 76 Newton-metro.
 
La imagen fresca de este city-car fue establecida en el centro de diseño en Mamyang, Corea, trabajando conjuntamente con su centro de Investigación y Desarrollo hasta llegar al mismo concepto de otros modelos de la marca: diseño que fluye como el viento.
 
Especial cuidado se ha tenido en lograr un adecuado espacio para pasajeros, estilo impecable e interiores bien acabados, estableciendo un nuevo referente en su categoría.
 
El aprovechamiento del espacio en el habitáculo está marcado por los múltiples portavasos, espacios para colocar objetos e inclusive por una espaciosa guantera.  En términos de seguridad, este auto cuenta con una bolsa de aire para el conductor, cinturones de seguridad, neblineras e inmovilizador que evita encender el motor cuando se utiliza una llave incorrecta.
 
Para mejorar su desempeño ecológico el Eon monta el Sistema de Gestión del Alternador, AMS, de forma que libera al motor de la fricción de la faja del alternador cuando la carga de la batería es suficiente.  Además, cuenta con un indicador de cambio de velocidad para aprovechar al máximo la gasolina utilizada en cada aceleración.  Ambos sistemas generan economía de combustible y extienden la vida útil de la batería.
 
 
Por Néstor A. Larrazábal B. 
 

Escríbenos