Página inicial        |       Archivo de ediciones        |        Contáctenos        |        Directorio        |        pl
test Mundo y Motor Prensa Libre
social

Autos ingleses exóticos

Los vehículos fabricados en Gran Bretaña son portadores de una magia especialmente apreciada por los conocedores.  Los ingleses han sido los promotores de trascendentales movimientos, como la Revolución Industrial, por lo que sus máquinas siempre causan sensación y admiración.
 
A pesar de que muchos carros ingleses de producción no masiva presentan situaciones de poca confiabilidad, por la misma razón que son fabricados en cantidades limitadas y son portadores de innovaciones con pocas pruebas, sin lugar a dudas esos autos tienen un carácter propio.
 
Según René Laguardia, presidente fundador del Auto Club Guatemalteco Británico: 'Agrupaciones como la nuestra surgen para cuidar, preservar, conservar y mantener el espíritu materializado en los autos ingleses'.
 
Es decir, estos vehículos se han tornado en objeto de culto, no solo en nuestro país, sino en muchos lugares del mundo.
 
 
 


Los menos conocidos en nuestro medio

Los más acérrimos seguidores buscan, escudriñan, investigan y estudian sobre estos carros.  Sin embargo, las fuentes más frecuentes de su divulgación son la publicidad y las publicaciones especializadas.
 
Con el ánimo de aportar a la exposición de las marcas inglesas, presentamos algunas de reducida divulgación mediática.
 
Fabricado por Breckland Technologies, este auto fue presentado en junio de 2008, luego de que la empresa ya había hecho otros dos modelos.  Sin embargo, un año después, quebró y desapareció.
 
Se tienen registros de producción de una única unidad fabricada, la cual fue fotografiada.
 
El Breckland Beira usó la plataforma del GM Kappa, la misma utilizada en los biplazas Opel GT, Pontiac Solstice y Saturn Sky.  Su motor es el LS2 de ocho cilindros en V y 6,000 cc de desplazamiento.
 
 
 
 
 


Bristol

Con más de 65 años de existencia, Bristol es una auténtica institución automotriz británica.  Se fundó justo al terminar la Segunda Guerra Mundial, como una división de la fábrica de aviones del mismo nombre.
 
Durante este tiempo, Bristol pasó a ser parte de Frazer-Nash, manteniendo como filosofía primaria desarrollar y equipar sus carros con la tecnología más moderna.
 
En el ambiente industrial se reconoce que los ingenieros de Bristol son inventores con ética e integridad científica orientada a mantener la tradición de la marca, en lo referente a ser pionera de sistemas que, años después, se ven en otros carros.
 
Por ejemplo: el modelo Blenheim Speedster tiene un coeficiente de resistencia aerodinámica de Cx= 0.2555, el más bajo en toda la industria de producción de automóviles.
 
Sus carros de alto desempeño son fabricados acorde a las expectativas y demandas de cada cliente individual.  Esto ha edificado un sólido puente de comunicación y relación con sus leales clientes.  El servicio posventa no distingue la edad de cada modelo, sino cada auto Bristol es tratado como el más reciente entregado a su dueño.
 
Desde luego, los Bristol se hacen a mano y en cantidades limitadas.
 
 
 
 
 
 
 


Caterham

Su mayor vitrina ha sido su participación en la Fórmula 1, como una escudería novata en el grupo de los autos colocados en la parte media baja de la parrilla.
 
Caterham es una pequeña fábrica que hace réplicas del Lotus 7 en distintas versiones.
 
En la actualidad, tiene tres modelos en su portafolio de productos, todos son variantes del Lotus 7, pero con motorizaciones y arreglos variados.
 
Biplazas descapotables tipo roadster, los Caterham son fabricados para sentir el verdadero placer de conducir con emociones deportivas.
 
 
 
 
 
 


Lister

Esta marca inglesa se ha especializado en fabricar carros de carrera, es decir, bólidos para pistas.  Sin embargo, también tiene un modelo, el llamado Storm, capaz de ser conducido en calles y carreteras.
 
La empresa fue fundada en 1954 por Brian Lister, quien combinó partes de otros constructores, como los motores de MG y los ejes posteriores de Dion, montados en un chasis tipo escalera para darle soporte al diseño.
 
Su historia se vio detenida de 1959 a 1986, período durante el cual muchos seguidores solicitaban su regreso, hasta que este sucedió.
 
El Lister Storm fue lanzado en 1993 y monta un motor de 12 cilindros en V, siendo el primer carro de producción con un motor de tal tamaño. 
 
 
 
 


Invicta

Con una producción que no supera las 50 unidades de cada modelo, los autos Invicta son fabricados a mano con materiales tales como fibra de carbono.
 
Poseer un Invicta es pertenecer a un reducido grupo de conocedores, amantes de la velocidad y el alto desempeño, capaces de hacer una inversión altamente retornable a través de la adquisición de uno de ellos.
 
Sus precios rondan las £500 mil, más de Q6 millones, por tanto, son reservados para auténticos sibaritas, su historia se remonta a 1930.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 


Marcos

En 1959 Jem Marsh y Frank Costin fundaron Marcos, una fusión de las tres palabras iniciales de ambos apellidos.  Los problemas para vender sus autos en Estados Unidos provocó su cierre en 1971.
 
Ese mismo año fue adquirida y continuó su operación.  Al año siguiente fueron vendidos los inventarios de autos terminados y de piezas.
 
Jem Marsh recompró los derechos de la marca y relanzó el modelo Marcos V6 Coupé.  Sin embargo, quebró en 2002.  El inversionista Tony Stelliga compró la empresa y dos años después reinició la producción.
 
Tres años después, los diseñadores de TVR se integraron a Marcos, sin embargo, el 9 de octubre de 2007 cesó su producción y fue liquidada.
 
 
Por Néstor A. Larrazábal B. 
 
 
 

Escríbenos


 

wholesale jordans shoes

wholesale jordans shoes