Página inicial        |       Archivo de ediciones        |        Contáctenos        |        Directorio        |        pl
test Mundo y Motor Prensa Libre
social

-Las infracciones más violadas-

Un gran porcentaje de personas no usa cinturón de seguridad, otro contesta el celular cuando maneja o ignora a las cebras peatonales.  Estas son algunas de las infracciones que repiten a diario los conductores chapines, según las autoridades de tránsito.
 
En una calle del centro de la ciudad, Mario Castillo se queja porque le van a aplicar una multa por hablar por celular en su carro en plena marcha.  'Si muchos lo hacen, ¿por qué a mí me la ponen?', se justifica.
 
r
 
Juan Carlos Castillo es otro conductor que lleva en su récord automovilístico más de 10 remisiones.  Todas las mañanas sale corriendo para llevar a los niños al colegio y estar puntual en el trabajo.
 
En esa carrera contra el tiempo sortea el peligro con su familia a bordo: vira a la izquierda sin encender el pidevías, ni mucho menos hacer la señal con la mano, habla por celular durante casi todo el trayecto, acelera ante la luz amarilla del semáforo, cambia de carril sin avisar e intenta adelantarse a cuanto carro obstruya su camino.  Y todo esto, sin abrocharse el cinturón de seguridad.
 
Esas actitudes solo demuestran que el cumplimiento de las normas de tránsito no desvela a una gran cantidad de automovilistas, aseguran los expertos.  Esta afirmación encuentra sustento en las ocho mil infracciones válidas y en las cinco mil preventivas que cada mes imponen los agentes de la Policía Municipal de Tránsito.


Las normas más violadas

Si en algo coinciden los expertos es que la Ley de Tránsito es la normativa más violada de nuestro ordenamiento jurídico.
 
De acuerdo con las estadísticas de la PMT, en lo que va del año los agentes de tránsito han impuesto un promedio de 65,000 multas.  El año pasado se registraron 137,551 infracciones y en 2009 se contabilizaron 219,573 por diversas violaciones a la citada ley.
 
Entre los artículos más vulnerados se encuentran el 181, numeral 4, del Reglamento, que prohíbe estacionarse en lugares señalizados.  Por esta infracción los automovilistas pagaron Q22.866,000, según las autoridades municipales.  Además, por obstruir el tráfico Q7.198,000, y por virar en lugares prohibidos la comuna recaudó Q1.796,000.
 
Pero no es solo eso, irrespetar la señal roja del semáforo dejó a la municipalidad Q3.033,000 y no llevar equipo básico dentro del vehículo Q1.959,000.
 
Otras normas que los pilotos guatemaltecos pasan por alto se refieren a no respetar la señal de virar a la derecha o a la izquierda, circular sin cinturones de seguridad y obstaculizar la circulación.
 
También el artículo 181 del Reglamento de Tránsito impone penas de Q200 por producir sonidos o ruidos estridentes, exagerados o innecesarios por medio de los propios vehículos: escapes, bocinas u otros aditamentos.  Sin embargo, es muy fácil observar en las calles vehículos y autobuses que incumplen esta normativa.
 
Amílcar Montejo, director de la Policía Municipal de Tránsito, explica que del total de remisiones impuestas las que lideran el ranking de infracciones de tránsito son el abuso de velocidad, no respetar la luz roja del semáforo, acelerar cuando éste cambia a amarillo, estacionarse en lugares prohibidos y bloquear una intersección en un semáforo en rojo.  Además hablar por celular cuando se maneja, conducir en estado de ebriedad y circular en horarios no establecidos, como es el caso del transporte pesado.
 
El funcionario municipal aclara que la finalidad principal de las infracciones no es la recaudación de más recursos, sino cambiar los hábitos de quienes tienen un vehículo y transitan por las calles de la ciudad.  'El objetivo primordial es el cambio de hábitos de los capitalinos, queremos que se respeten los derechos de los peatones y que no se excedan los límites de velocidad', expresa.
 
De acuerdo con Montejo, cada mes los agentes de tránsito imponen cerca de cinco mil infracciones preventivas, que llevan el propósito de educar a los conductores.  Sin embargo, el 72 por ciento es reincidente en violaciones a las normas de la ley, de acuerdo a los registros.
 
'En los monitoreos hemos identificado que la mayoría de infracciones se dan por abuso de velocidad con carros modernos, principalmente en la carretera a El Salvador y bulevares Austríaco, Landívar y Vista Hermosa', aseguró Montejo.
 
El funcionario edil señala que desde que se comenzó a implementar el programa del velocímetro, han impuesto en la ciudad capital cerca de 9,000 infracciones por violar el artículo 182 del Reglamento de Tránsito, relacionado con los excesos de velocidad.
 
Pero para la instructora internacional de Manejo Defensivo, Luz de Cabrera, ese número de infracciones se queda corto comparado con el universo de automovilistas a quienes les apasiona correr a grandes velocidades.  Según ella, cerca de un 90 por ciento de los pilotos que toman sus cursos, reconocen que sobrepasan esos límites.


¿Sanciones más drásticas?

Hugo Mota, un especialista en la Ley de Tránsito, explica que es imprescindible obligar a respetar las reglas de tránsito, ya sea con multas más drásticas, sanciones penales o con asistencia obligatoria a cursos impartidos por instituciones especializadas.
 
Con esto está de acuerdo Montejo, quien también aboga, junto a Luz de Cabrera, por una reforma urgente al Reglamento de Tránsito, pues para muchos es letra muerta.
 
Los especialistas señalan que muchas infracciones quedan impunes por falta de una legislación moderna.  Como ejemplo citan: en el actual Reglamento no se tipifican como delitos las acciones o accidentes en los cuales se ven involucrados conductores en estado de ebriedad.
 
Actualmente, si a un piloto lo sorprenden conduciendo en estado de ebriedad 'lo más que pueden hacer los agentes es imponer una sanción menor, impedir su marcha, llamar a un familiar o amigo para que vaya a recogerlo y allí se acaba todo', explica Montejo.  No existe ninguna sanción contra el piloto ni su licencia.
 
Otra de las reformas que urge realizar es relativa a las multas.  Hay sanciones de Q100 no equivalentes a la falta cometida que deberían ser más severas, para sentar precedentes en los pilotos, expresan los expertos.
 
Además debería elaborarse un banco de datos del conductor, para registrar todo el historial de una persona al volante y aplicar puntos a la licencia.  Con tres puntos acumulados, por ejemplo, debe imponerse una sanción severa a la persona, advierten.
 
Montejo explica que esa dependencia elaboró un documento con una propuesta de más de 30 reformas al Reglamento, el cual fue entregado el año pasado al Ministerio de Gobernación, pero hasta el momento no ha tenido respuesta alguna.
 
En fin, de muchos es sabido que el incumplimiento de la Ley de Tránsito ha dejado muertos, mutilados y un gasto público y privado, por ello es necesario reflexionar sobre lo grave de violar esas normas y empezar a conducirnos dentro de una cultura de educación vial.


¿Quiénes infringen los límites de velocidad?

Aunque el exceso de velocidad es un problema que afecta a todos los automovilistas, según el estudio Perfil de la situación nacional de seguridad vial, el 50 por ciento de los muertos en accidentes son personas comprendidas entre los 15 y 44 años.
 
Lo mismo sucede entre los infractores.  'Los conductores jóvenes infringen con más frecuencia los límites que los pilotos maduros', asegura Amílcar Montejo de la PMT.  Suelen arriesgarse innecesariamente al conducir a alta velocidad, no usar el cinturón de seguridad o sobreestimar su habilidad tras el volante.
 
 
 
 

Decálogo para evitar las infracciones

1.  Nunca maneje cuando haya tomado alcohol.  Frecuentemente se pierde el control sobre la cantidad de alcohol ingerido y con ello se pueden sobrepasar los valores permitidos por las autoridades de tránsito.
 
2.  No maneje más rápido de lo normal.  Si usted corre en las calles y carreteras por llegar a tiempo a una cita o compromiso, lo más seguro es que hizo malos cálculos sobre el viaje.  Para evitar llegar tarde lo más indicado es salir antes.  Nunca podrá compensar con más velocidad la mala programación de su agenda.
 
3.  Licencia vigente.  Recuerde que la vigencia de su licencia de conducir caduca el día de su cumpleaños.  Si justo ese día tiene una celebración que no le permitirá ir a renovar dicho documento, hágalo uno o dos días antes, pero no llegue a su cumpleaños con la licencia vencida.
 
4.  No juegue ruleta rusa.  Si un semáforo está en rojo, deténgase a esperar que le dé el turno de luz verde.  Según la historia y las normas de tránsito mundiales, la luz roja significa deténgase.  ¿Por qué hay personas que pretenden interpretarla como 'vea si no viene un carro en la otra vía y pase si es así'?
 
5.  Respete las señales de tránsito.  Las indicaciones físicas de ordenamiento de tránsito sirven para que convivamos de mejor manera.  Transitar unos cientos de metros más y respetarlas permitirán un flujo vehicular más seguro.
 
6.  Conozca las habilidades de su auto.  Si su vehículo no pudo frenar a tiempo o acelerar acorde a lo normado por las autoridades de tránsito, usted es el responsable total por ello y, por lo tanto, deberá responder por las infracciones generadas por faltas relacionadas con ello.
 
7.  Haga revisiones constantes del sistema eléctrico de su carro.  Una luz que no enciende, tanto al frente como atrás del auto, puede ser la diferencia entre ver o ser visto por otro conductor.   El buen estado del auto es su responsabilidad.
 
8.  Respete la velocidad del carril por el cual circula.  Tan peligroso es ir rápido en un carril de velocidad media, como ir excesivamente despacio donde debe irse más veloz.  Romper la armonía del flujo vehicular es muy peligroso.
 
9.  No obstaculice las áreas destinadas para peatones.  Si no deja pasar en las bocacalles a los peatones, se le puede multar.  Asimismo, si conduce una motocicleta o bicicleta, recuerde que debe hacerlo en la calle, no en las banquetas o sobre pasos peatonales.
 
10.  Pague sus impuestos y obligaciones tributarias a tiempo.  Tarde o temprano tiene que pagar los impuestos de circulación y las multas por incurrir en faltas, así que, ¿para qué dejarlo para más tarde?  Al mal tiempo, buena cara, y evite que la molestia se le torne en un problema mayor en el futuro.
 
 
Por Jeovany Ibañez

Escríbenos


 

wholesale jordans shoes

wholesale jordans shoes