Página inicial        |       Archivo de ediciones        |        Contáctenos        |        Directorio        |        pl
test Mundo y Motor Prensa Libre
social

¿Cómo vender o comprar tu auto sin riesgos?

A la hora de comprar o vender un automóvil, revisar la mecánica es muy importante.  Sin embargo, los especialistas recomiendan tener igual cuidado con la papelería, para evitar sorpresas como descubrir que se trata de un auto robado.
 
Vender o comprar un automóvil no es tarea fácil, requiere de un análisis previo antes de entregar las llaves del vehículo o el dinero, sobre todo si no conoces a la persona con quien vas a realizar la transacción, más aún en un país como Guatemala, donde de acuerdo con la Policía Nacional Civil un automóvil robado puede cambiar de color, número de registro, chasis y placas y tener el título 'oficial' para ser vendido en tan solo unas horas.
 
El caso de Jorge García es un claro ejemplo.  Compró un carro, según él a precio de ganga, con los papeles supuestamente en orden.  Luego de pagarlo salió a dar una vuelta con su esposa, pero en el primer retén que encontró lo detuvieron por circular en un vehículo reportado como robado.
 
Los agentes de la Policía Nacional Civil lo condujeron a una sub estación policial, sindicado del delito de robo de vehículos.  Allí permaneció varios días, mientras su abogado aclaraba la situación.  Finalmente logró salir de la cárcel y arreglar su situación legal.  Además del trauma perdió el dinero que había invertido en el automotor.
 
Por eso, sea cual sea la razón por la que vas a vender o comprar un automóvil, antes de tomar la decisión sobre cómo y con quién vas a realizar el negocio, te recomendamos tomar en cuenta los siguientes consejos, para que la transacción sea una experiencia agradable.

Voy a comprar un automóvil

La adquisición de un automotor es para muchas personas una experiencia emocionante, pero a la vez llena de muchas expectativas.  Por eso, los especialistas aconsejan tomar la compra con mucha calma.
 
Al momento de hacer el negocio es prioritario no hacerlo por impulso, aconseja el licenciado Carlos Echeverría, experto en estos temas.  Hay que ser muy racional, el amor a primera vista en materia de compras puede ser fatal, señala.
 
El oficial Elsi Cardona, jefe de la Sección contra el robo de vehículos, de la Policía Nacional Civil, aconseja ser prudente cuando nos encontramos frente a una de las llamadas gangas, pues a menudo un carro de bajo precio no hace más que corroborar el refrán de que 'lo barato sale caro'.
 
El experto recomienda como primera medida revisar que los números del chasis y del motor concuerden con el que aparece registrado en el padrón del vehículo, cualquier diferencia puede significar que el auto es robado, explica.
 
El Numero de Identificación del Vehículo, o VIN (Vehicle Identification Number), normalmente se encuentra en el auto en una pequeña placa rectangular encima del tablero, en la esquina izquierda, casi junto al parabrisas.  Se ve bien si sales del auto y miras hacia el volante, ahí donde se juntan el parabrisas con el tablero.  Es un número grande que consta de 17 caracteres, entre letras y números, en todos los modelos posteriores a 1998.  La información que contiene va desde el número particular que le asigna al vehículo la planta donde se construyó, país, el año de fabricación, color, tipo y otros datos más, explican los expertos del Departamento de Registro Fiscal de Vehículos de la Superintendencia de Administración Tributaria, SAT.
 
En los modelos anteriores a 1998 esta identificación se conocía como número de serie, lo encuentras en la tarjeta de circulación o en la factura del vehículo como tal.  También podría estar en el marco de la puerta del piloto, señalan los expertos de la SAT.
 
El expertaje de estas identificaciones lo realizan técnicos de la Sección contra el robo de vehículos, de la Policía Nacional Civil, quienes tienen la capacidad de corroborar si cualquier parte de los registros originales del vehículo ha sido alterada.
 
Este punto es muy importante, pues se han dado casos en los cuales el vehículo ha sido robado en el exterior e ingresa a Guatemala habiendo hecho todos los trámites correspondientes, y obtienen así los papeles en ley con sus placas respectivas.  Identificar que el auto es robado, para el común de los ciudadanos, es difícil, si no imposible, salvo que sea por un profesional y aún así se cometen errores.
 
Luego de este chequeo, si se lo compras a una persona jurídica individual deberás pedir el título de propiedad y la tarjeta de circulación, que debe estar a nombre de quien lo esté vendiendo.  Para asegurarte de que son los originales y no están falsificados, lo más recomendable es acudir a una agencia de la Superintendencia de Administración Tributaria, SAT, donde establecerán la veracidad de los documentos.
 
La SAT cuenta con un servicio en su página en Internet, www.sat.gob.gt en el espacio de revisión de títulos, donde se puede verificar su autenticidad.
 
Según el abogado Echeverría, si el título está lleno la SAT lo recoge y se tiene que pagar la reposición por uno nuevo, para poder hacer el traspaso.
 
Además debes asegurarte de que el vendedor tenga su RTU, Registro Tributario Unificado, porque a través de éste te darás cuenta de que la persona a quien le estás comprando está al día con el pago de sus impuestos, y actualizado a la fecha de la transacción comercial.
 
'Si yo le compro a una persona que tiene problemas con el pago de algún impuesto, eso será un obstáculo para hacer el traspaso, pues el fisco me va a decir que el dueño de ese vehículo tiene problemas y hasta que él los arregle no podré hacer mi gestión', explica el experto Echeverría.
 
De acuerdo con la SAT, quien esté vendiendo primero debe arreglar sus problemas fiscales y después vender.  Por eso es bien importante el RTU.
 
Otro de los documentos que debe entregarte el vendedor es la fotocopia del boleto de ornato, si se lo estás comprando a una persona individual, pues a la hora de hacer el traspaso en la SAT exigen tanto los boletos del comprador como los del vendedor.
 
También deberás pedir una fotocopia de la cédula o del Documento Personal de Identidad (DPI) del vendedor, así como solvencias de Emetra y parquímetro por aquello de las multas de tránsito.
 
Ya teniendo todos estos documentos y seguro de que no hay ningún problema, puedes hacer el traspaso.  Para ello procede a llenar el formulario SAT 203 o Formulario de Traspaso de Vehículos, el cual te lo dan en el Departamento de Registro de Vehículos.  En este documento anotas los datos generales del comprador -nombre, domicilio fiscal y otros-.  Para realizar este trámite debes adjuntar la calcomanía del año.
 
Un punto muy importante es que si llenas el título deberás hacer el trámite en los siguientes 30 días.  Si no lo haces se vence y deberás pagar una multa de Q500, según el Código Tributario.
 
 
 
Si le compras el vehículo a una persona jurídica
 
Ahora bien, si el automotor se lo vas a comprar a una persona jurídica deberás pedir los siguientes documentos:
 
• La factura.
• El título endosado.
• La representación legal, la cual debe estar vigente.
• La cédula o DPI del representante legal.
• Boleto de ornato del representante legal y el RTU de la sociedad, el cual debe estar actualizado.
• Y, para hacer el traspaso, llenar el Formulario SAT 203 de Traspaso de Vehículos.
 
 
Por Jeovany Ibañez
 

Escríbenos