Página inicial        |       Archivo de ediciones        |        Contáctenos        |        Directorio        |        pl
test Mundo y Motor Prensa Libre
social

Los tripulantes de cabina

Una sonrisa, presentación impecable y amplios conocimientos de aeronáutica ayudan a hacer de tu vuelo una experiencia más llevadera.
 
La última vez que viajé en avión me atendieron muy bien.  Recuerdo que la aeromoza notó que tenía un poco de fiebre.  Durante el trayecto pude descansar completamente, me proporcionaron un medicamento y siento que fui atendido por una verdadera profesional'.  Este puede ser el comentario de un viajero frecuente al momento de relatar detalles de su reciente vuelo.  Muchos turistas y ejecutivos que se trasladan vía aérea han notado el cambio: lejos quedaron los días en que la tripulación de cabina solamente se encargaba de indicarte tu asiento y proporcionarte comida.
 
De hecho, ya no los conoces con el término de aeromozas y sobrecargos.  Debido a su profesionalización y al conocimiento completo de la aeronave e instrumentos, la forma correcta para nombrar su cargo es Tripulante de Cabina, indica Juan José Sinai, director técnico de la Academia de Aviación F-15.  También Karla Czafit, jefa de Tripulantes de Cabina y Servicio a Bordo, de Grupo Taca, base Guatemala, añade que la tripulación de Mando se refiere al capitán y al primer oficial, mientras el resto lo integran los Tripulantes de Cabina.
 
Servidor, no sirviente
Si bien el servicio a bordo es su función más visible, no es la más importante, ya que los tripulantes de cabina –TCP– se encargan de velar por la seguridad de los pasajeros en todo momento y especialmente en situaciones de emergencia.  Quienes laboran como tales no sólo están capacitados para cualquier eventualidad, sino también conocen de antemano sus funciones en cada vuelo.  Las actividades más rutinarias son: chequear el material de emergencia, comprobar puertas, luces, escaleras, maleteros, rampas y cinturones de seguridad; comunicación y atención de los pasajeros, demostraciones para anticipar emergencias.
 
Para todas estas actividades se deben tener ciertas cualidades.  Las líneas aéreas contratan a personas serenas, con tacto e iniciativa indica Ana Hercilia Pérez, quien laboró durante cuatro años en ese cargo.
 
Más y mejores conocimientos
Aracely Mazariegos de Cabrera, directora general de la Academia de Aviación F-15, indica que los cursos obligatorios para las carreras de Tripulante de Cabina que imparten en dicha institución, son Legislación y Reglamentación Aérea, Conocimiento General de Aeronaves, Servicio a Bordo, Meteorología, Navegación Aérea, Procedimiento de Emergencia Aerodinámica, Terminología Aero-náutica, Fisiología de Vuelo,  Factores Humanos y Primeros Auxilios.  Esto hace que su experiencia y el conocimiento de su trabajo sea óptimo en todas las áreas en donde laboran estos tripulantes.
 
Además del entrenamiento básico, hay cursos adicionales de actualización, tales como el Ditching –rescate y amaraje–, descenso de riscos, supervivencia en montaña, boletaje y conocimiento de husos horarios.  Estos cursos se efectúan en bases navales, aeropuertos civiles y militares.  Por otro lado, Karla Czafit comenta que la incorporación de una nueva flota de equipos conlleva al entrenamiento de toda una tripulación, de manera que sus integrantes estén certificados para operar esos aviones.
 
Mitos y desventajas en el aire
Conocer culturas diferentes, viajes extremadamente agotadores, relaciones y aventuras amorosas es parte de lo que sale a relucir al conocer la experiencia de los tripulantes de cabina.  Existe la idea de que se les exige una estatura mínima, pero vale más la preparación de quien estudia esta carrera, indica Sinai.
 
Aunque los horarios de trabajo son intensos y diferentes a los acostumbrados, sí existen planificaciones mensuales para descansar e incluso asistir a la universidad.   Eso sí, la familia y amistades deben ser comprensivos ya que los feriados, días de asueto y actividades familiares son relegados por el trabajo, indica Jaime Monterroso, actual tripulante de cabina.
 
Por último, las relaciones entre tripulante y pasajero están terminantemente prohibidas en las líneas aéreas.  Como en todo trabajo, la ética y buenas costumbres son parte importante del quehacer diario. 

Curiosidades

La primera tripulante de vuelo reconocida fue una enfermera de 25 años de nombre Ellen Church.  Fue contratada por la aerolínea Boeing Air Transport en 1930.
 
La preparación y conocimiento médico y de auxilio es tal que los tripulantes de cabina están capacitados para atender partos en el aire.  
 
Siempre se es tripulante de cabina.  Ya sea jubilado, retirado o haya cambiado de trabajo el tripulante de cabina debe presentarse como tal al momento de abordar un avión para prevenir cualquier emergencia.
 
 
Por Pedro A. Barrera
 
Fuentes: Aracely Mazariegos de Cabrera, directora general, y Juan José Sinai, director técnico de Academia de Aviación F-15, teléfono 2332-2290.  Karla Czafit, jefa de Tripulantes de Cabina y Servicio a Bordo, de Grupo Taca, base Guatemala, teléfono 2470-8222.  Jaime Samuel Monterroso Guzmán, tripulante de cabina.  Ana Hercilia Pérez, ex tripulante de cabina.

Escríbenos


 

wholesale jordans shoes

wholesale jordans shoes